EL VIAJE DE EMPRENDER

EL PROCESO O ARTE DE EMPRENDER

El emprendimiento puede ser considerado un arte, porque las historias de éxito son tan heterogéneas, tanto en relación con las personas como el proceso en si mismo, hablamos de personas que han logrado un buen nivel de desempeño a los 30, 40, 50 años y hasta edades que van mas allá de la jubilación,  comienzan con una inversión inicial, una idea, una habilidad innata o el hecho de estar en el sitio correcto en el momento adecuado, lo cierto es que con esfuerzo o sin él, muchos lo llaman suerte, han potenciado este talento para lograr un nivel aceptable, que es objeto de estudios para intentar establecer como un proceso con reglas mas o menos fijas que puedan explicarlo, para luego replicar las experiencias.

EL ÉXITO AL EMPRENDER

Este criterio puede variar entre la persona que valora su propio éxito y como lo miran los demás. Todos buscan ser ricos y famosos a la primera, con una sola publicación y se desgastan viendo que no es tan fácil, hablo del emprendimiento digital, que es donde apuntan todos. Irónicamente veo muchos casos de éxito, en personas que retoman los métodos rudimentarios, artesanos, procesos manuales, de alguna forma mientras unos apuntan a la revolución digital, otros mas nostálgicos apuntan al nicho de volver a las cosas simples de la vida, a lo tradicional. Personalmente considero que si la actividad a alcanzado el autoempleo, es decir se puede ser autónomo, ya cuenta como historia de éxito, porque organizar todos los retos que implican la vida cotidiana ya es difícil de llevar cuando intentas conciliar con un horario estructurado, y esta libertad relativa, porque siempre te debes a tus clientes, te da ese respiro que tanto necesitamos.

EMPRENDER UN CAMINO A LA FELICIDAD

Mucho se dice sobre trabajar en algo que amas o te apasiona, te esfuerzas, por aprender, por mejorar y ya no es necesaria la presencia de un supervisor, tu mismo estableces tus metas, mides tu éxito y estableces tus prioridades, esto te hace sentir que tienes libertad, que aportas a la sociedad, que tienes tu lugar y eso te lleva a la cumbre de la piramide de Maslow, que recordemos es la autorealizacion, lo cual podemos entender como la felicidad.

piramide-de-maslow-good

Anuncios